Autor Tema: [D&D 5e]Out of the Abyss. Inicios de Gracklstugh  (Leído 1325 veces)

Kyle

  • Gran Cofrade
  • ***
  • Mensajes: 184
    • Ver Perfil
en: Noviembre 24, 2017, 09:37:39 am
... Tras conseguir vencer a los acólitos y el gran sacerdote Brysis of Khaem (convertido en Wrath por los acontecimientos que están sucediendo en la Infraoscuridad).  Mientras sus compañeros recuperaban el aliento, Isis volvió a recibir en su cabeza la misteriosa y femenina voz agradeciéndole lo que había hecho por él.  Tras abrir el sarcófago de Brysis con una proeza de fuerza, descubrió sobre el cuerpo momificado lo que parecía ser la empuñadura de una espada. Cuando la cogió, la voz volvió a hablarle y se presentó como Demeltza.  El no daba crédito a lo que estaba sucediendo y cuando se dirigió a los compañeros, quedaron sorprendidos porque no sabían de donde provenía la voz.

Continuaron sus viajes por los laberínticos parajes hasta que encontraron una gran caverna con enormes pilares y setas recorridas de un lado a otro por un charco de lava en el que dentro se podían encontrar piedras a modo de zamburguesas. Cuando se fueron adentrando,  encontraron tallado en las estalagmitas un símbolo que Kalgif reconoció como una runa Drow y le dijo a los compañeros que significaba "Peligro más adelante" (amablemente omitió que en vez de Peligro, la runa significaba "Demonios") pero todos lo aceptaron. Él insistió en dar la vuelta, pero decidieron cruzar.  Mientras se adentraban Lorgar escuchó un aullido y dio el aviso para que todos se escondieran.  Mientras se parapetaba tras un enorme Hongo vio unas huellas que aparecían de la nada y pasaban a su lado y cuando se disponía a atacar, notó el agudo dolor provocado por unos colmillos que se clavaban en su carne y un poderoso golpe en le pecho que le dejó sin aliento, haciendo que se le nublara la visión.  Rápidamente gracias a un Fuego Feérico descubrieron la silueta de un enorme simio y se pusieron a atacarle.  Tras varias rondas de combate y con Lorgar en el suelo inconsciente consiguieron vencer al Barlgura y continuaron su viaje hacie Glacklstugh.

Buppido, les recomendó llegar por los muelles por lo que les incitó a todos a ponerse a construir unas barcas y se echaron a la mar...hasta una pequeña playa retirada de los muelles principales.  Y allí se encontraba la ciudad Duergar: una gran ciudad subterránea con enormes forjas rodeada por un denso humo junto al constante repiqueteo de martillos golpeando los yunques de los grandes artesanos.  Un hervidero de seres se movían entre los puestos y calles de lo que parecía ser un gran mercado.

Mientras trataban de pasar desapercibidos, un terrorífico alarido acalló los ecos de las forjas y un enorme Dragón Rojo pasó por encima de sus cabezas, hacia la parte interna de la ciudad y lanzó su aliento a un edificio (lo que parecía ser una gran forja) y cuando volvió a pasar, mucho más bajo, se percató de los aventureros.  En ese momento decidieron poner pies en polvorosa buscando la salida más alejada a la caverna de donde venían, cuando de repente, en un muelle aparecieron dos duergar encapuchados, que sacaron unas hojas translúcidas y empezaron a atacar a un comerciante.  Los héroes, corrieron en su ayuda consiguiendo acabar con uno de ellos, cuando el otro, desapareció y se fue.  El mercader agradecido les citó al día siguiente en la Aguja Rota, una posada.  Cuando pagaron su alojamiento, se decidieron a realizar unas compras con todo el dinero que habían conseguido y reequiparse (es muy duro escaparse de la cárcel con un único taparrabos como prenda... jeje).
Mientras regateaban la compra-venta, otro rugido y el sonido de un derrumbamiento de roca dieron paso a un gigante de piedra con dos cabezas (una bastante desfigurada) sembró el pánico en el mercado.  Los ojos del gigante mostraban un gesto de terror y asombro mientras iba golpeando todo a su paso. Se dirigió directo hacia los aventureros que junto a la guardia, y la posterior llegada de otro gigante, consiguieron dejar inconsciente al gigante bicéfalo.  Este, agradeció su ayuda e instó a la guardia a que les llevaran ante el Susurrador de Rocas Hgraam. Este les indicó que llevaban años escuchando a la diosa Tierra y lo que decían las rocas y les dio un mensaje:

"Algo malvado se remueve en la infraoscuridad. La propia roca grita de dolor y horror, y la locura se arrastra desde las profundidades más oscuras.  Prestad atención a los señales que os rodean. Una caverna con dos caras. Roca devorada y la tierra descuidada. El guijarro se cree carne. La tierra rechaza a sus pupilos y los túneles tiemblan de ira. Por estos presagios, sabrás de la presencia del mal y verás la cara del mal. Esto es lo que me cuentan las rocas"

A continuación les dio un enorme cristal de cuarzo con diversas cualidades que les podrían venir bien en el futuro.  Tras la audiencia con los gigantes, regresaron a la posada para hablar con el comerciante que se presentó como Werz Saltbaron que les recompensó con una pequeña gema (spell Gem) y les dio una misión para realizar en Blindgestone, la cual aceptaron para cuando fueran para allá..ahora toca descansar...